#CopaConfederaciones

Futuro incierto

Nació como Copa del Rey Fahd a principios de los ‘90 y en Rusia 2017 podría tener sus días contados, pues más que un atractivo ensayo en el año previo al Mundial, representa una molestia para algunas selecciones que guardan a sus estelares

0
comentarios
“Puedo entender, como es natural, la desilusión cierta en algunos. La Copa Confederaciones es un torneo para probar”
Joachim Löw
Entrenador de Alemania
29
Millones de dólares, repartirá la Copa Confederaciones 2017
9
Ediciones se han jugado desde el antiguo nombre de Rey Fahd

Lo que comenzó como un sueño para Fahd bin Abdulaziz, rey de Arabia Saudita, podría tener sus días contados en la que alguna vez fue la tierra de los zares.

A dos días de comenzar una nueva edición de la Copa Confederaciones, la incertidumbre ronda en la FIFA sobre si la Copa Confederaciones de Rusia 2017 será la última edición que se juegue del torneo que reúne a los campeones continentales, más el país anfitrión y el vigente campeón del mundo.

“¿Lo deberíamos jugar en junio? ¿Deberíamos jugarlo en noviembre? ¿Deberíamos pensar sobre el formato? Estamos poniendo todo sobre la mesa”, declaró el presidente de la FIFA, Gianni Infantino, tras el sorteo de la Copa Confederaciones realizado en la ciudad de Kazán, en noviembre pasado.

A lo largo de la historia, la Copa ha sufrido modificaciones en su formato y número de invitados, además del “desprecio” de entrenadores de selecciones por no llevar a sus jugadores estelares, o los clubes que ponen el “grito en el cielo” por la interrupción de las vacaciones de sus futbolista destacados mientras el resto está en receso durante el verano.

Para muestra la lista presentada por el técnico alemán Joachim Löw, donde sólo destaca la inclusión de dos jugadores que fueron campeones del mundo en Brasil 2014 y ocho de la nómina que participó en la Eurocopa de Francia 2016

El promedio de edad de la convocatoria no rebasa los 23 años y en parte servirá de fogueo para quienes aspiran a un lugar en la Copa del Mundo del siguiente año, donde buscarán refrendar el título. Alemania asiste a la Confederaciones como vigente monarca del orbe.

“La Copa Confederaciones es un torneo para probar, tanto para el anfitrión como para nosotros. Puedo entender, como es natural, la desilusión cierta en algunos. No obstante, los fans quieren ver aún un par de años a los grandes jugadores a un buen nivel. Y no quieren ver que están lesionados”, declaró el entrenador germano en los días previos a la contienda donde competirá junto a los monarcas de las confederaciones de Conmebol (Chile), Asia (Australia) y África (Camerún).

Sin embargo, el atractivo de Rusia 2017 se llama Cristiano Ronaldo, uno de los mejores jugadores del planeta.

¿Desaparecerá?

De acuerdo con el diario español Mundo Deportivo, información publicada en septiembre de 2016, la FIFA contempla la posibilidad de sustituir la Copa Confederaciones por un Mundial de Clubes con un formato de más equipos que los que actualmente participan.

Para el 2021, el organismo había proyectado la también llamada “ConfeCup” en una sede alterna a Qatar, de acuerdo a lo expresado por Jerome Valcke, entonces secretario de la FIFA.

Sin embargo, con nuevos dirigentes encabezados por Infantino, el ente rector del futbol no se ha pronunciado sobre si mantendrán la postura u optarán por otra.

La FIFA decidió organizar el torneo a partir de 1997, luego de que el rey Fahd decidiera crear el torneo en Arabia Saudita en 1992, como un deseo de ver reunidos a las campeones de cada una de las confederaciones del futbol.

En 1997 cambió su formato al actual, en el que los campeones de los seis continentes futbolísticos (Concacaf, Conmebol, Europa, Asia, África y Oceanía) la disputan junto con el Campeón del Mundo y el país anfitrión, aunque han habido ocasiones que declinan su participación, como en el caso de Alemania en 1997 o Francia en la edición de México 1999.

A partir de 2005 se realiza como ensayo previo a la Copa del Mundo y este 2017 repartirá una bolsa de 29 millones de dólares entre participantes y ganadores. El torneo no termina por convencer al resto de la opinión pública y los amantes del futbol.

El tiempo dirá si es conveniente mantenerla.

 
 

Video Destacado

Represión, extorsión y opacidad es el sello de la administración municipal que encabeza Ricardo Gallardo Juárez, alcalde perredista de San Luis, ciudad sumergida en la inseguridad y la violencia.