Entretenimiento

Ideas

Tras el suicidio de su esposa, un hombre empieza a inhalar gasolina para aliviar sus penas y para disfrazar su vicio se hace aficionado a los aviones de control remoto. Hasta hoy se conoce poco sobre este drama independiente que salió en 2002 y fue protagonizado por el fallecido Philip Seymour Hoffman