#elecciones2018

Una alianza como la de Cárdenas

Tras su ruptura con el PRI, Cuauhtémoc Cárdenas encabezó un movimiento que aglutinó a casi todas las fuerzas de izquierda que existían en ese momento

0
comentarios

Desde el nacimiento del Frente Democrático Nacional que postuló a Cuauhtémoc Cárdenas como candidato a la Presidencia de la República en 1988, los partidos de izquierda en México han privilegiado las alianzas o coaliciones entre ellos para ser más competitivos en las elecciones presidenciales.

En 1988, tras la ruptura con el PRI, Cuauhtémoc Cárdenas encabezó un movimiento que aglutinó a casi todas las fuerzas de izquierda que existían en ese momento, el PARM, el PPS y el Partido del Frente Cardenista, al que ya durante la campaña se sumaría el Partido Mexicano Socialista de los Trabajadores.

Posteriormente en el conflicto poselectoral, el Partido Revolucionario de los Trabajadores y su candidata Rosario Ibarra de Piedra se sumarían a la defensa del voto a favor de Cuauhtémoc Cárdenas y ese ha sido el momento de mayor unión entre las fuerzas progresistas, alianza que sería el origen del PRD.

A excepción de 1994 donde hubo hasta 5 candidatos de partidos de izquierda en la boleta presidencial -la mayoría de ellos con participación testimonial-  las fuerzas progresistas han presentado un frente común que los ha hecho más competitivos, llegando a su punto culminante en 2006, donde estuvieron cerca de llegar a la presidencia.

Ahora tras la ruptura de Andrés Manuel López Obrador con el PRD en 2012 y el nacimiento de Morena, son estos dos partidos los que se disputan el liderazgo de la izquierda en México.

A menos de un año de la sucesión presidencial, el gran dilema de las fuerzas de izquierda es si podrán dejar de lado sus diferencias y llegar a un acuerdo para ir de la mano en los comicios y lograr el histórico resultado que persiguen.

Los resultados de la última jornada electoral hablan por sí solos. En el Estado de México los partidos de izquierda fueron divididos, y en caso de que hubieran formado un frente común, los números indican que la izquierda habría ganado la elección.

La senda de Cuauhtémoc

Tras la elección y el conflicto postelectoral en 1988, el PRD se afianzó como el partido referente de la izquierda mexicana y Cuauhtémoc Cárdenas en su líder natural, postulándose en dos ocasiones más -1994 y 2000- a la presidencia de la República aunque los resultados no le fueron favorables.

En 1994, 9 candidatos se presentaron a las elecciones presidenciales, 5 de los cuales representaban a partidos de izquierda, entre ellos Cuauhtémoc Cárdenas abanderado del Sol Azteca.

La elección la ganó el priista Ernesto Zedillo con el 48 por ciento de los votos, seguido por el panista Diego Fernández de Cevallos con el 25 y Cuauhtémoc Cárdenas, en un lejano tercer lugar con el 16 por ciento de los votos.

En el año 2000, Cárdenas Solórzano encabezó la Alianza por México, una coalición de 5 partidos de izquierda encabezada por el PRD para buscar nuevamente la Presidencia.

Además del PRD, se sumaron al movimiento el Partido del Trabajo, Convergencia, Partido Alianza Social y el Partido de la Sociedad Nacionalista.

Cárdenas quedó nuevamente en tercer lugar con el 16 por ciento de los votos, lejano del panista Vicente Fox que obtuvo más de 42 por ciento de las preferencias.

Los otros partidos de izquierda que existían en ese momento, el PARM y Democracia Social no se sumaron a la llamada Alianza por México. El primero que había postulado a Porfirio Muñoz Ledo se sumó a favor de Vicente Fox y el segundo postuló a Gilberto Rincón Gallardo que obtuvo el 1.5 por ciento de los votos.

El segundo aire de la izquierda

En 2006, el perredismo decidió postular al entonces Jefe de Gobierno del Distrito Federal, Andrés Manuel López Obrador, que era en ese momento el político con mayor popularidad en el país y que al arranque de las campañas era el gran favorito para llegar a Los Pinos.

Al PRD se sumaron el PTy Convergencia en la llamada Coalición por el bien de todos. Patricia Mercado encabezó la candidatura presidencial por el Partido Socialdemócrata, único partido de izquierda que no se sumó a la coalición.

El panista Felipe Calderón ganó por menos de 250 mil votos, menos del uno por ciento. 2006 fue la elección en que la izquierda ha estado más cerca de ganar la Presidencia.

En 2012, el PRD le volvió a dar la candidatura a Andrés Manuel López Obrador aunque ya desde entonces se advertía que había diferencias entre el tabasqueño y la dirigencia perredista.

El PT y Movimiento Ciudadano también se sumaron a López Obrador en el denominado Movimiento Progresista. Al final obtuvieron el 31 por ciento de la votación, quedando por detrás del candidato ganador, el priista Enrique Peña Nieto, quien obtuvo el 38 por ciento de los votos.

Tras un nuevo conflicto poselectoral y una serie de impugnaciones, el PRD y AMLO siguieron caminos diferentes. El perredismo suscribió el Pacto por México y el tabasqueño fundó Morena.

La dirigente perredista Alejandra Barrales ha dejado la puerta abierta para una alianza amplia de izquierda, y aunque AMLO descartó un acercamiento con el Sol Azteca, nada está escrito aún y la posibilidad de que sus caminos se vuelvan a encontrar permanece latente.

También puedes leer:

La alianza imposible por Imelda García

 
 

Video Destacado

Las reglas aprobadas por el INE, conocidas como ‘de cancha pareja’, son las más polémicas en la historia. El Trife tendrá que resolver antes del 8 de septiembre, que arranca el proceso electoral para el 2018, más de 300 impugnaciones presentadas en contra de estos lineamientos